Reseña histórica

la foto

En el año 1968, la Profesora señora Eliana Onetto Bastoure con la convicción que le daba su vocación de maestra, acompañada de su enorme tesón emprende el enorme desafío de fundar en esos años lo que es hoy el Colegio Campanita.

En un comienzo se inicia con la atención a sólo 17 niños en edad párvulo, provenientes todos ellos de nuestra propia vecindad, quienes con los resultados obtenidos el primer año, le solicitan a la señora   Eliana que cree el o los cursos necesarios, para que estos primeros alumnos tengan una continuidad colegial con ella,  sustentado lo anterior en los logros y resultados obtenidos, no solo por lo académico sino que también   por   el desarrollo  que les formaría como personas íntegras, con valores que le permitirían un mejor desarrollo en la sociedad, confirma lo anterior la enorme cantidad de actividades que el Colegio ha desarrollado  en el  área  artística y cultural, en  un  espíritu integrador del entorno del Colegio, transformando esas   actividades en  eventos  donde  la   participación de la comunidad ha sido también un objetivo. Hoy después de 44  años   el Colegio   mantiene ese espíritu que su fundadora le imprimió a su obra, teniendo la satisfacción de tener como alumnos hoy día, no sólo hijos(a) de alumnos, si no también nietos.

Con el   transcurso de   los años, la primera   casa que   cobijara a   nuestros   primeros   alumnos, fue   sufriendo las modificaciones requeridas para el crecimiento del Colegio, debiendo posteriormente hacer los esfuerzos necesarios, para tener los espacios requeridos para ofrecer la educación de calidad y calidez que hemos tenido desde el comienzo.

En el año 1998, el   Colegio Campanita   se incorpora   a la   jornada   escolar completa,   en razón al aporte que hace principalmente con alumnos, que contribuyen a la puesta en marcha de Colegio San Agustín El Bosque.

En la actualidad como un reconocimiento a su fundadora, el Colegio Campanita depende de la Sociedad educacional que lleva su nombre y los continuadores de su obra, sus hijos y   nietos, luego de su fallecimiento ocurrido en el mes de Noviembre de 2004, sabremos honrar su nombre, manteniendo y desarrollando su sueño. Tener un Colegio comprometido con sus alumnos y sus familias.

No se admiten más comentarios